Capítulo 4: Aspectos técnicos del sitio web

Aspectos técnicos del sitio web

Capítulo 4: Aspectos técnicos del sitio

Ya hemos tocado el tema de la estructura del sitio web cuando hablamos de los factores del SEO on-site. Pero no entramos en mucho detalle, así que aquí vamos. Puede parecer que hay mucho que aprender aquí, y lo hay, pero es más sencillo de lo que crees.

Navegación

La navegación es el núcleo de la estructura de tu sitio web. Aquí hay un ejemplo básico de una buena navegación.
Estructura de sitio web

Imagen extraída de Kissmetrics

La página principal lleva a páginas internas o diferentes secciones. Después, cada una de estas secciones o páginas enlazan a otras páginas más profundas que llevan a más detalle. Y así sucesivamente.

Claro, existen muchas otras maneras en las que un sitio puede ser estructurado, pero mantenerlo simple es útil para optimizar la experiencia del usuario, y eso va a tener un impacto positivo en tu SEO.

La forma en que tu sitio web esté diseñado, debe proporcionar un camino claro y sencillo a seguir para los motores de búsqueda y los usuarios.

La navegación incrementa en importancia en sitios web grandes. Con una navegación bien diseñada, los rastreadores de los motores de búsqueda y tus clientes serán capaces de encontrar fácilmente las páginas de tu sitio web. Es importante para los motores de búsqueda porque, si no pueden localizar una página fácilmente, simplemente la excluirán de sus motores de búsqueda. Y es importante para los clientes porque si no pueden encontrar una página que están buscando, entonces es probable que pierdas una venta.

Organizando páginas y contenido

Los profesionales del SEO frecuentemente querrán ayudarte a reestructurar tu sitio web (o planear la estructura si aún no está construido). Creando contenido que fluye bien hacia otras secciones, obtienes como resultado una interfaz fácil de utilizar para los visitantes. También proporciona una integración más fluida de los enlaces internos (en breve hablaremos sobre los enlaces internos) los cuáles son vitales para tu posicionamiento en motores de búsqueda.

En resumen, sólo recuerda que la navegación de tu sitio web ayuda a determinar:

  • El tiempo que los visitantes permanecerán en tu sitio web.
  • Si los visitantes convertirán (comprarán, llamarán, leerán, se suscribirán, etc.).
  • Cuántas páginas de tu sitio web son encontradas y agregadas al índice de los motores de búsqueda.

Enlaces internos

La estructura de enlaces internos de tu sitio web se refiere a la forma en que las diferentes páginas de tu sitio web enlazan a otras páginas de tu sitio web. Esto crea una jerarquía que sirve como señal para los motores de búsqueda sobre la importancia que debe asignar a cada página en tu sitio web. Cuando tu sitio web es rastreado por un motor de búsqueda, éste seguirá estos enlaces internos para descubrir nuevas páginas.

Sin una estructura de enlaces internos apropiada, tu producto/servicio o tus páginas pueden no ser agregadas al índice de búsqueda, lo que reduce severamente el número de visitantes a esas páginas, junto con el número de prospectos y ventas.

Entonces, ¿cómo hacerlo?

Asegúrate de que cada página de tu sitio web enlaza a otras páginas relevantes dentro de tu mismo sitio. Enlaza a las páginas más importantes desde la página principal, después enlaza a otras páginas desde ellas.

Piensa acerca de otra información publicada que pueda suplementar la información que el usuario está leyendo en este momento. Si eso significa enlazar a otra página en el sitio web con un excelente artículo que respalda algún punto que propones, siéntete libre de enlazarlo también.

Esto es lo que se conoce como enlaces internos, pero también juega un rol en establecer confianza con los motores de búsqueda. Sólo asegúrate de no enlazar a sitios web spam o sitios web inapropiados.

El elemento más importante de cada enlace se llama texto ancla (anchor text), que es simplemente la porción cliqueable de un enlace. Por ejemplo, si ves un enlace que dice “Haz clic aquí” entonces “Haz clic aquí” es el texto ancla. Pero si ves un enlace que dice “Comprar aquí” entonces “Comprar aquí” es el texto ancla. Si el enlace es una imagen o botón, entonces no hay texto ancla.

Utilizar el texto ancla de forma estratégica es una de las artes de un SEO apropiado, así como sobre-utilizar cierto texto ancla puede poner en riesgo tu sitio web de ser detectado por intentar manipular el algoritmo de búsqueda. Por otra parte, infra-utilizar el texto ancla estratégicamente no dará los resultados que esperas conseguir.

Históricamente, la práctica de utilizar texto ancla rico en palabras clave era una costumbre popular en la comunidad del SEO, debido a que funcionaba muy bien. La idea era dar a la página enlazada más relevancia por la palabra clave que se utilizaba en el texto ancla. Entonces, en lugar de ver “Haz clic aquí”, era común ver “Compra estos tenis de bota azules aquí”, en dónde el dueño del sitio web estaba tratando de posicionar su página para la palabra clave “tenis de bota azules”.

Puedes y deberías utilizar textos ancla ricos en palabras clave algunas veces, pero sólo cuando tiene sentido desde un punto de vista del flujo de contenido y del usuario. Proporciona información útil y de valor en lugar de intentar manipular el algoritmo.

Archivos Robots.txt

El archivo robots.txt de tu sitio web puede ser una enorme piedra en el camino para posicionar tu sitio en los resultados de búsqueda si no está configurado correctamente. Si no estás seguro de lo que estás haciendo e intentas crear o arreglarlo tú mismo, puedes terminar bloqueando a todos los motores de búsqueda de encontrar una parte de tu sitio web, o incluso puedes bloquear todo tu sitio web.

Seguro, hay algunos casos en los que querrás detener a los motores de búsqueda para que no descubran e indexen ciertas páginas. Es una buena práctica comúnmente utilizada para asuntos como cgi-bin. Sin embargo, es algo bastante técnico; es mejor dejarlo en manos de alguien que sabe lo que hace. Pero es importante que sepas al respecto, para que puedas comentarlo con tus diseñadores, programadores o tu profesional del SEO.

Nombres de archivos e imágenes

Muchas personas ignoran la forma en que nombran sus archivos e imágenes. Siempre que pongas un archivo o imagen en tu sitio, el nombre debería correlacionarse directamente con el tema que trata dicho archivo o imagen.

Las imágenes regularmente son nombradas con algo genérico como “imagen100.jpg”. Esto no es óptimo desde una perspectiva del SEO, porque no dice nada acerca de la imagen. Si una imagen ilustra a un pitbull corriendo, entonces, el nombre optimizado de la imagen debería ser “pitbull-corriendo.jpg”. Esto es útil porque los motores de búsqueda no son capaces de “ver” imágenes y darse cuenta lo que son, por lo que se apoyan en otras señales (como el nombre del archivo).

Lo mismo pasa con las URLs. Es probable que hayas visto URLs que se ven de esta forma:

http://www.sitioweb.com/noticias/20HKS16354

Puede ser que el artículo que aparece en esta URL trate sobre el campeonato del equipo local. Pero viendo la URL (el nombre del archivo de la página) nunca te darías cuenta. Google, así como otros motores de búsqueda, favorecerían la página si fuera nombrada de forma más reveladora. En este caso, una mejor URL sería:

http://www.sitioweb.com/noticias/jabatos-de-nuevo-leon-campeon

Utiliza palabras separadas con guiones o guiones bajos. No dejes espacios entre las palabras. Cuando esto sucede, los motores de búsqueda llenan el espacio en blanco con “%20”, lo que hace que los nombres de los archivos luzcan horribles y confusos.

Lo que es importante es tener una URL simple y descriptiva que indique el tema de la página. En la mayoría de los casos, el título o encabezado de la página pueden ser una URL aceptable.

Páginas amigables a los motores de búsqueda

Cada página que desarrolles debería ofrecer algo de valor al lector. Puede ser entretenida o informacional, pero debería cubrir una necesidad. Puedes seguir todas las directrices que compartiremos a continuación, pero si el contenido no es útil, entonces no te va a ayudar a posicionar tu sitio web. Enfócate en identificar y resolver una necesidad primero.

Títulos y descripciones

Las etiquetas de título son parte del código de tu página. Lucen de la siguiente manera:

<title>Título de mi página</title>

Es importante que tu etiqueta de título contenga la palabra clave en la que te estés enfocando para esa página. Debe ser relativamente corta (menos de 60 caracteres es ideal), y al leerla, los lectores deberían ser capaces de obtener una buena idea sobre el tema de la página. Podría decirse que la etiqueta de título es el elemento más importante del SEO on-site, y también es usualmente el texto cliqueable que aparece en los resultados de búsqueda.

Posteriormente, enfócate en la meta descripción, la cual es frecuentemente utilizada como el fragmento de texto que se muestra debajo del enlace cliqueable en los resultados de búsqueda. Debe ser única, y limitada a 160 caracteres (menos de 155 caracteres es lo ideal). Si no defines una meta descripción, los motores de búsqueda usualmente mostrarán las primeras líneas del texto de la página. No permitas que esto suceda, ya que es una oportunidad para tener control sobre cómo aparece tu sitio web en los resultados de búsqueda.

Aquí hay un ejemplo de cómo tu meta descripción luce en el código de tu sitio web:

<meta name=”description” content=”Aquí es donde va la descripción de tu página. Utiliza palabras clave, pero no te sobrepases. Mantenlas cortas y relevantes.”>

Texto Alt de las imágenes

Siempre deberías incluir imágenes y video cuando sea posible. Este tipo de contenido agrega valor y ayuda a los usuarios a mantenerse más tiempo en tu sitio. Cuando utilices imágenes, siempre coloca el texto alt. Aquí tienes una muestra de cómo se coloca:

<img src=”pitbull-corriendo.jpg” alt=”Un pitbull corriendo” />

Los rastreadores de los motores de búsqueda no pueden ver o leer tu imagen. La etiqueta alt, junto con el nombre de archivo de la imagen, son tus elementos para comunicarles sobre qué tratan tus imágenes. Adicionalmente, las etiquetas alt ayudan a los discapacitados-visuales que utilizan navegadores auditivos, y son una parte importante para mantener limpio tu código.

Encabezados

Si tu página está dividida en distintas secciones, utiliza sub-encabezados. No sólo hacen que el contenido sea más fácil de leer, también le permiten a los motores de búsqueda conocer diferentes términos relacionados por los que tu página puede posicionarse. Puedes crear sub-encabezados utilizando las etiquetas h1, h2 y h3.

Si, por ejemplo, tu página es una guía sobre cómo entrenar a un pitbull, los sub-encabezados pueden cubrir áreas tales como “accesorios de entrenamiento”, “tips de seguridad”, y “productos para recompensas”. El título principal de tu página debería estar en una etiqueta h1 y las sub-secciones en etiquetas h2. Así deberían verse:

<h1>Cómo entrenar a un pitbull</h1>

Tu contenido aquí…

<h2>Accesorios de entrenamiento</h2>

Tu contenido aquí…

<h2>Tips de seguridad</h2>

Tu contenido aquí…

<h2>Productos para recompensas</h2>

Tu contenido aquí…

Por último, recuerda los enlaces internos. ¡No los olvides! Cada página que publicas en tu sitio web debería enlazar a otras páginas relevantes en tu sitio de una forma que tenga sentido.

Compatibilidad móvil

Ser encontrado fácilmente y accesible en los dispositivos móviles es algo que todos los negocios deberían tener como prioridad; esto es especialmente conveniente para negocios locales con una dirección física.

Las personas están ocupadas y quieren saber las cosas ‘ahora’. Por ejemplo, si eres dueño de una tienda de zapatos, y alguien se encuentra de compras en la ciudad y recuerda que quería hacerse de cierto par de tenis, podría revisar su Smartphone o Tablet para encontrar tiendas en la ciudad que vendan el par de tenis que está buscando. Si pueden encontrar tu sitio web y ver que los tienes en existencia, es posible que cierres la venta.

Por otra parte, si encuentran tu sitio pero no se muestra bien en su dispositivo móvil (es decir, es difícil verlo o navegarlo porque no se adapta bien a la pantalla), entonces posiblemente perdiste una venta potencial.

Si eres dueño de un restaurante italiano y el mismo comprador decide cenar un platillo italiano después de su sesión de compras, podría buscar “restaurantes italianos” en su dispositivo móvil para encontrar uno que tenga buenas opiniones. Si tu sitio web no se muestra o no se despliega correctamente en su Tablet o Smartphone, entonces definitivamente no lo verás como cliente.

Cabe mencionar que ha habido un incremento rápido en las búsquedas móviles. En Mayo del 2015, Google dijo que más del 50% de las búsquedas que se realizan provienen de dispositivos móviles. ¡Tienes que hacer tu sitio adaptativo a los dispositivos móviles!

Existen distintas maneras de lograr la compatibilidad móvil.

Subdirectorio

Una opción es crear un subdirectorio que tenga la versión móvil de tu sitio web. Entonces, tu sitio web puede ser configurado para mostrar tu sitio normal o la versión móvil, dependiendo del tipo de dispositivo que el usuario utilice para navegar.

Diseño adaptativo

El diseño adaptativo mostrará tu contenido de forma dinámica, lo que significa que se ajustará dependiendo del dispositivo que está siendo utilizado para navegar la web. No se requiere un código por separado para implementar esta solución. El diseño se ajustará y se desplegará bien en todos los dispositivos. Esta es la opción que recomienda Google.

Descargar en PDF

Dirección

Search Studio - Agencia de Marketing Digital
Calle Angel Martínez Villarreal #517 Chepevera, 64030, Monterrey, NL
811 573 8285

¡Suscríbete!

Recibe un correo semanal con las últimas noticias de marketing digital para estar delante de tu competencia.

¡Listo! Te hemos enviado un correo para confirmación tu dirección de email.

Compartir